TfCD: Trabajar gratis y perder tiempo alimentando egos

publicado en: FOTOGRAFÍA, TfCD | 0

Últimamente, bueno, no, desde hace ya unos meses veo en Facebook el ofrecimiento de intercambios fotográficos de esos conocidos como TfCD en el que modelos y fotógrafos nos ponemos de acuerdo en trabajar gratis el uno con el otro, o lo que es lo mismo, yo te hago fotos y tu posas para esas fotos según las indicaciones que yo te de si soy quien ha pedido ese TfCD o haciéndote las fotos que tú quieres si es que lo has pedido tú. ¿Precio?. Yo te doy las mejores fotos y los dos las usamos para nuestros intereses: promocionarnos profesionalmente.

En casi todos los casos pedimos principalmente chicas con buen cuerpo, guapas de cara y, si es posible, con una maquilladora que deje a la modelo más que perfecta, ahorrándonos así algún que otro ratillo de más delante del ordenador.

Por mi parte, he participado en algún que otro intercambio de este tipo y al final he llegado a la conclusión de que esta práctica, de este modo, puede ser un gran error.

A menos que nos querramos dedicar a la fotografía de modelos profesionales o aspirantes a serlo, tengo la sensación de que usar esas imágenes pueden llevarnos a desengaños con los clientes. Y me explico.

Si estamos mostrando nuestro trabajo a nuestros clientes con modelos perfectas que saben posar, cuando tengamos a una persona de la calle que no tiene esa piel quasiperfecta, que cualquier posado se ve artificial y que además no encaja en las medidas que suelen tener esas modelos, ¿sabremos sacarle ese provecho que mostramos en nuestros trabajos? ¿seremos capaces de entregarle lo que ha visto en nuestro portfolio con modelos profesionales?

Además hay otro tema interesante en todo esto, y es que si lo que queremos es fotografiar a MODELOS, es decir, a chicos y chicas que realmente se ganan la vida con su aspecto físico y su saber estar delante de las cámaras, salvo excepciones, no los conseguiremos en las redes sociales, sino en las agencias de modelos, las cuales difícilmente participarán en TfCD.

Muchísimos de los fotógrafos que encontramos en las redes sociales para TfCD no son fotógrafos profesionales que se ganen la vida con ese trabajo, sino aficionados, algunos francamente buenos, que se han comprado una reflex medianamente decente y a los que gusta hacer fotos a chicas bonitas, las cuales, ofreciéndose en las redes sociales para esos intercambios, no suelen ser modelos profesionales aunque se vendan como tales, sino chicas a las que les gusta que les hagan fotos para conseguir “likes” en sus redes sociales. De lado dejo esos que se presentan como fotógrafos y no son más que “follografos” que buscan hacer fotos a “tias buenas” para ver si ligan o “lo que pueda ser”. Pero esa gentuza merece comer en plato aparte y no es el objetivo de este post.

Y si no es así, ¿a cuántas de esas modelos hemos visto en anuncios, en campañas publicitarias, en películas o en cualquier tipo de acontecimiento social cobrando?. Pocas, muy pocas. Y digo lo de “cobrando” porque eso es lo que diferencia a alguien profesional a alguien que no lo es. Porque trabajando gratis todos somos “buenos”, pero en cuanto se quiere cobrar… contratan a profesionales.

Y eso es porque no son profesionales del modelaje, sino del conseguir fotos gratis de fotógrafos que se creen tales porque se han comprado una cámara de las gordas.

Cierto es que muchos fotógrafos profesionales participan en estas redes sociales, pero parece ser que cada vez son los menos, ya que se empiezan a cansar de esas “modelos” que a la hora de la verdad no se presentan a la sesión por las razones más variopintas, desde que tienen a la abuela ingresada hasta que, sencillamente, eses día no les apetece ir, pasando por el novio celoso o haber salido de marcha el día antes y estar con resaca. Y eso sin contar que muchas de estas modelos pasan olímpicamente de promocionar al fotógrafo una vez cuelgan las fotos en Internet. ¿por qué?, pues porque ya tienen lo que buscaban: fotos gratis. Y es que la vanidad y el egocentrismo de esta sociedad está haciendo estragos.

Cada día que pasa tengo más claro que si queremos hacer TfCD con gente seria, nos tenemos que limitar a las redes sociales dedicadas al modelaje donde quien participa en ellas es más posible que se dedique profesionalmente o tenga intención de hacerlo y el TfCD puede ser un aprendizaje a posar delante de una cámara en lugar de pagar a una agencia de modelos para que las enseñe.

Pero si lo que queremos es hacer fotografías a gente normal, a la que suele entrar por la puerta de nuestra tienda, no necesitamos modelos perfectas, sino a ese tipo de personas que pueden estar delante de nuestro objetivo y a la que tendremos que guiar desde cero para conseguir que le gusten las fotos que les hagamos. Y conseguir practicar este tipo de fotografía lo podemos hacer con nuestro entorno familiar o de amistades. O incluso si vemos a alguien que podría ser interesante para una sesión, sencillamente se lo ofrecemos. Y doy fe de que este método funciona.

Si le mostramos un resultado con una modelo profesional y la clienta no se ve tan bien como ese trabajo que le hemos enseñado podremos haber conseguido a alguien que transmitirá su desengaño a sus amigos, y eso es, sencillamente, una forma bastante estúpida de perder clientes, aunque sea la más habitual.

Eso sí, si nuestro objetivo es hacer sesiones con modelos de verdad, entonces tenemos que bucear en redes sociales específicas para este tipo de fotografías, contratar a modelos que sepan posar y cuando tengamos el nivel requerido empezar a contactar a agencias de modelos para que nos tengan en cuenta para sus representadas.

Salut!

Dejar una opinión