SERÍA DE AGRADECER EVITAR CONTAGIOS

publicado en: CATALUÑA, SALUD, SANIDAD, SOCIEDAD | 0

Esta semana apreció la noticia de que en Cataluña, la ola de gripe, se ha convertido en epidemia (La Vanguardia), saturando las urgencias hospitalarias con las graves consecuencias que esto tiene tanto para los pacientes como para el personal sanitario.

Y estando trabajando estos días de cara al público, como cada día, me he dado cuenta de que reducir estas situaciones no es sólo cosa de la administración poniendo los medios a su alcance, sino también es algo que depende de nosotros mismos, de los usuarios de a pie.

Hace cosa de una semana tenía que ir a casa de un cliente para solucionarle unos problemas informáticos y el día antes me llama para aplazar la visita porque tenía gripe y no quería que me contagiara. Y eso es de agradecer, que ponga por delante la salud de la gente a la de su ordenador.

No sería la primera ocasión en la que cuando acudo a un servicio técnico, quien me recibe está enfermo, con fiebre y soltando virus a cada bocanada de aire, y si tenemos en cuenta que en muchas ocasiones estoy trabajando mientras el cliente está sentado a mi lado explicándome cualquier cosa, pues no es difícil entender que a los dos días quien estuviese en cama fuese yo mismo.

Pero no sólo ocurre cuando acudes a un domicilio, sino que a la misma tienda viene gente con un catarro griposo importante que hasta te dicen a dos palmos de la cara que están griposos, pero que aun así vienen a la tienda porque necesitan lo que sea y dos días más tarde quien está enfermo es uno mismo.

Si tenemos en cuenta que a cada respiración exhalamos todo tipo de bacterias que tenemos en el cuerpo, si lo hacemos estando griposos o con cualquier otra enfermedad contagiosa estamos propagando dicha enfermedad, lo cual acaba, de un modo u otro, saturando las urgencias hospitalarias.

De entrada debemos tener en cuenta que si ha de venir alguien a nuestra casa, si estamos enfermos es mejor aplazar la visita, pues quien venga a vernos o a trabajar en cada se puede contagiar y no es necesario que eso ocurra, por lo que en caso de enfermedad, es mejor aplazar la visita.

Y si tenemos que salir de casa irremediablemente y estamos enfermos, quizá que empecemos también a adquirir determinadas actitudes que existen en Japón, como el ir con la boca cubierta tanto para reducir al máximo el poder contagiar a quien nos rodea como para evitar que nos contagiemos al entrar donde haya algún enfermo que haya decidido sacar a pasear a la gripe.

Estoy seguro que con esas simples medidas podremos reducir las posibilidades de contagiar o caer enfermos e incluso reducir el colapso en las urgencias hospitalarias.

Nos puede parecer ridículo ir con una mascarilla por la calle, pero también nos lo parecía ver a gente hablando sola con un teléfono móvil y ya vemos que es lo más normal de esta sociedad.

Quizá nos cueste más entender ese cambio social porque no necesita electricidad ni se trate de una nueva tecnología, pero se trata de evitar en lo posible caer enfermos o contagiar al prójimo.

Salut!

Dejar una opinión