NO LO RECUERDO, PERO ME GUSTAN LOS CERROS DE ÚBEDA

publicado en: LEYES Y DELITOS, POLITICAMIENTOS | 0

¿Cómo es posible que haya quien siga a pies juntillas lo que digan los políticos sin montar en cólera?.

Es costumbre entrevistar a los políticos para que nos expliquen sus planes, sus proyectos y demás cuentos para que les votemos. Hasta aquí nada nuevo ya que nos hemos acostumbrado a que nos mientan hasta tener el voto y una vez han ganado, de lo prometido poco queda (excepto la CUP, quien nos guste o no, cumplen con su programa).

Pero en el momento en que preguntan algo directo a esos políticos se empiezan a ir por los cerros de Úbeda.

En esta ocasión en TV3 han preguntado a Oriol Junqueras algo tan simple como si las urnas del 1-O están pagadas. Una respuesta tan simple como un “sí” o “no” se desvía con respuestas que no responden a lo preguntado.

Es como cuando el juez pregunta a Rajoy sobre la “caja B” y responde que no recuerda que hubiese “caja B”, lo cual deja en manos del magistrado la interpretación que corresponda, porque no recordar no implica que no la hubiese, claro está.

Señor Junqueras, si no es capaz de responder con un “sí” o con un “no” a una pregunta tan simple como la que le han hecho, miedo me da si algún día llega a ser President de una República Catalana. Y no lo digo porque yo no sea de ERC, ya que como político es quizá el que más me gusta de los que tenemos en la Genralitat, si no el que más, pero es que si no le da la gana de responder una pregunta que muchos nos estamos haciendo… ¿qué no nos ocultará el día en que presida un país nuevo?

Y Señor Rajoy, si no es capaz de recordar la existencia de algo tan importante como una “Caja B” en su partido en lugar de negarlo categóricamente, usted es un verdadero incapacitado para gobernar un país, porque si no sabe ni como iban las finanzas de su partido, ¿cómo puede saber gestionar un país con lo que eso conlleva?. Bueno, quizá sea por esos conocimientos contables que durante su mandato estamos a punto de superar nuestro PIB en deuda si no lo hemos hecho ya, aunque seguramente si le preguntan sobre esa información, su respuesta sea “no lo recuerdo”.

Señores políticos, salvo honrosas excepciones, creo que muchos de ustedes deberían estar en la puta cárcel por ocupar un cargo público sin estar capacitados para ello con lo que esta ineptitud cuesta a nuestros bolsillos, aunque por desgracia no hay ley que los pueda condenar por ello.

Salut!

Dejar una opinión