LÍNEAS ROJAS

Sigo en shock. Desde domingo sigo viendo pasar constantemente las imágenes de la brutalidad policial ante gente desarmada con los brazos en alto. Y en el resto de España, porque aun formamos parte de este país, se justifica esa violencia.

Quienes la justifican no se dan cuenta de que no es una cuestión de votar o no votar, sino una cuestión de dignidad humana.

El domingo se cruzaron unas lineas que debían ser infranqueables. Se agredió a quien sólo tenía intención de votar independientemente de si era un referendum legal o no, si tenía el beneplácito internacional o no.

Sólo querían depositar una papeleta en una urna, querían que se les escuchara porque es el pueblo. No importaba si era un referendum legal o no, importaba ser escuchado.

Dicen que la democracia se basa en cumplir la ley, pero lo que no dicen es que la ley debe escuchar al pueblo. No puede existir ley que vulenere sus derechos.

Es cierto que votar no hace que sea democracia. La prueba la tenemos en países como Corea del Norte o Cuba, donde se vota pero eso no hace que sean países democráticos.

La democracia es escuchar al pueblo y atender a sus necesidades y demandas. Democracia es velar por el bien común, pero eso no disculpa el uso de la violencia antre gente desarmada y con los brazos en alto.

He visto imágenes en las que los que deberían velar por la gente aporrean y patean una y otra vez a un joven que estaba en el suelo, y cuando se levanta, lo aporrean en la cabeza hasta que lo echan nuevamente al suelo como si fuera un saco. Y eso no tiene justificación alguna. Esa persona no los estaba agrediendo, y si fuese así, lo tenían que detener y llevárselo al cuartelillo. Pero no lo podían hacer porque no era violento. Fue violencia gratuita contra un desarmado no violento.

También ha habido quien agredió a la policía, lo cual es absolutamente condenable, pero vistas las imágenes, esa violencia era respuesta a otra violencia. ¿De quien es la culpa?. Creo que los responsables están muy arriba. Demasiado como para que les importe lo sucedido.

Y mientras tanto la Unión Europea diciendo que es un problema inteno de España, como si fuese un país lejano. No se quieren dar cuenta de que un problema de este calibre es también un problema de la Unión Europea y más cuando se cruzan lineas rojas que protegían los derechos humanos con los que tanto se llenan la boca. Ya miraron hacia otro lado cuando se producía la guerra de los Balcanes, y parece que no han aprendido y poco les importa que pueda suceder algo parecido en España.

Quienes justifican lo sucedido no tienen en cuenta que si en Cataluña se actuó así frente a un derecho universal que es escuchar la voz del pueblo en democracia, cualquier día los objetivos de esas agresiones pueden ser ellos. No piensan que un día la Ley puede establecer que por su casa pase una autopista y los echen por dos duros para que se busquen otra vivienda. Y entonces querrán manifestarse para proteger su derecho a esa vivienda que tanto esfuerzo les ha costado y los antidistrubios cargarán sobre ellos como han hecho en Cataluña. Total, lo que defenderán aunque justo será ilegal porque la Ley así lo habrá establecido, ¿no?. Y será entonces cuando quíza se den cuenta de que apoyando la violencia que ha habido en Cataluña, estarán justificando cualquier violencia contra lo que aunque ilegal, sea justo.

Porque la Democracia no es votar, sino escuchar al pueblo.

Justificar lo sucedido el domingo con imágenes de otras cargas policiales de los Mossos es deleznable. Justificar un error con otro error es no tener argumentos y sólo falta llegar al insulto para defender lo que no tiene razón de ser.

El domingo se cruzaron lineas rojas, la luz de alarma se ha encendido y la sirena está a punto de sonar. Y entonces ya no podremos volver atrás porque ya estaremos en una guerra civil que no queremos pero que los políticos, de uno y otro bando, saben que, con ella, las víctimas seremos nosotros.

No crucemos más lineas si no es para retroceder detrás de las que ya hemos pisado. Nos va la vida.

Dejar una opinión