La marca de agua en las fotos

publicado en: FOTOGRAFÍA, PROPIEDAD INTELECTUAL | 0

Este es un tema un tanto controvertido: proteger nuestras fotos con una marca de agua o no hacerlo.

Hay quienes defendemos esta firma en nuestras fotografías con la doble intención tanto de que se sepa quien ha hecho esa foto como para que si alguien la quiere usar sin nuestro permiso se tenga que molestar en quitar esa firma o, si no lo hace, al menos que se sepa el origen.

Y también los hay quien alega que poner una marca de agua es una señal del ego del fotógrafo, como si dejar claro quien ha hecho esa foto es señal de egoismo, ya ves.

Yo soy de los que defienden firmar las fotos con una marca de agua que no despiste la mirada. Lo justo para que se pueda ver el nombre del autor y poca cosa más, pues tampoco es cuestión de que se vea más la marca que la foto.

Luego tenemos el caso de las fotografías que pueden resultar muy golosas para los amigos de lo ajeno y que machacamos con marcas de agua por todas partes, y debo reconocer que eso lo hago yo mismo en las fotografías que pueden ser llamativas para los demás hasta el extremo de que hagan negocio con ellas sin ver yo un céntimo, y tampoco es eso. En estos casos se añaden en toda la foto o en los puntos más llamativos de esta una marca de agua muy sutil que si bien no interfiere en la visión de la imagen, si alguien la quiere borrar tendrá que dedicar unas cuantas horas y perder calidad en la imagen, lo cual puede hacerle desistir en su empeño.

También hay otro aspecto importante en cuanto a la marca de agua: si alguien la quita queda patente su intención de aprovecharse del trabajo ajeno sin citar al autor, lo cual está penado por la Ley de la Propiedad Intelectual que prohibe la alteración de cualquier obra por parte de terceras personas no autorizadas, y desde el momento en que recortas o borras esa firma, estás alterando la obra que estás viendo, lo cual juega a favor del autor en caso de denuncia.

Y para los que alegan que poner la marca de agua es cuestión de ego, preguntarles si el trabajo que desempeñan en su empleo no ponen su nombre en lo que hacen como puede ser un informe o un proyecto, o si quieren pasar desapercibidos cuando alguien pregunta por el autor de un trabajo que ha gustado respondiendo “no se quien lo ha hecho”. No nos engañemos, a todos nos gusta que nos reconozcan un trabajo bien hecho y a pocos por no decir a nadie le gusta que un tercero se lleve los méritos de ese éxito.

¿Cuándo poner la marca de agua?. De entrada, en todas las fotos que publiques por internet que, además, se deben subir a no más de 72ppp para que, si algún amigo de lo ajeno la coge para ampliarla, pierda cualquier calidad. Y si es en las redes sociales, más importante aun.

¿Poner la marca en las fotos que tenemos en nuestro portfolio en Internet?, pues depende. Lo normal es no ponerla ya que se sobreentiende que las fotos que muestras las has hecho tú, pero viendo como está el patio del respeto por lo ajeno en la red, tampoco es descabellado ponerla en las fotos de tu web. Y es que cualquier precaución es poca para evitar que se aprovechen de nuestro trabajo.

No puedo decir que mis fotos sean espectaculares ni mucho menos ni que la gente haga cola para cogerlas para su uso lucrativo, pero en la única ocasión en la que cogieron una foto mia sin permiso, gracias a que quitaron la marca de agua pude alegar “manipulación de material protegido por la LPI”, y eso, como he dicho antes, siempre juega a nuestro favor.

Que cada uno haga lo que le plazca con sus fotos, faltaría más, pero quien no esté de acuerdo con poner esa marca que no demonize a los que sí lo hacemos, tachándonos de egoistas y cosas por el estilo. Es nuestra foto, es nuestro trabajo y hacemos lo que nos sale de las gónadas con él. No hay más. Cada uno es libre de hacer lo que le plazca, que para eso ya somos mayorcitos.

Salut!

Dejar una opinión