LA MALA EDUCACIÓN Y LA GILIPOLLEZ EN UNA SOLA PERSONA

publicado en: EDUCACIÓN, SOCIEDAD | 0

Hoy he ido de compras y he alucinado con la desvergüenza de algunos que esperan que se les trate con respeto cuando ellos son los primeros en faltarlo a quien les atiende.

Mientras esperaba a que me atendieran, un cliente ha pedido un producto y cuando le han dado el precio, saca su smartphone y lo busca en Amazon. Cuando ve que en Amazon cuesta 20 euros menos de lo que cuesta en la tienda (cuesta 80 euros y en Amazon salía por 60) le suelta al dependienet: Si me das el mismo precio te lo compro a tí, a lo que le responde que el precio es el que es y no entran en regateos, por lo que el cliente les ha dicho que lo iba a comprar por Amazón.

Vamos a ver, chavalote. De entrada decirte que has tenido la suerte de que eso no haya ocurrido en mi tienda y que además fuese yo quien te atendiera, porque de haberlo hecho seguramente no estaría escribiendo esto… o sí.

Primero: Las tiendas no son un zoco. Si quieres regatear te vas a uno o a una subhasta. En las tiendas no entramos en estos juegos. De esos pequeños márgenes que dejan esos productos, poque me consta que los márgenes no son precisamente abultados, se paga el alquiler, los sueldos, los impuestos, los seguros, la electricidad… ¿Lo entiendes o necesitas un croquis?

Segundo: Eres un puto maleducado. Si no te gusta el precio porque lo sabes más barato en Amazón, pues te callas, das las gracias por haberte atendido, te das media vuelta y compras donde te salga de los huevos, pero tu actitud ha sido una falta de respeto frente a quienes te atienden en persona y con educación como fue el caso y no por Internet. Una falta de respeto para quienes te consideran una persona y no un simple número.

Tercero: ¿Que crees que piensa de tí cuando una personta te ofrece su producto y le sueltas la gilipollez de que en otro sitio es más barato?. ¿Crees que te considera merecedor de un descuento o quieres que te haga la ola?. ¿Esperas convertirte en el héroe de sus sueños? ¿O acaso esperas ser premiado con un pin?.

Cuarto: Si por algun avatar del destino se te ocurre hacer eso en mi tienda, si soy yo quien te atiende te marcharás como has venido, porque muy posiblemente me negaré a que alguien como tú nos compre algo. Gente como tú es quien está hundiendo el comercio de la calle y que luego cuando tiene un problema espera que esa gente a la que ha despreciado le eche una mano por la puta cara. Gente como tú es de los que dice eso de “una lástima que haya cerrado esa tienda” cuando bajan la persiana para siempre a sabiendas de que en tu egocéntrica vida nunca hayas entrado para algo que no sea preguntar, porque lo que es comprar lo haces por Internet.

Quinto: Todos hemos comprado por Internet, eso es cierto y lo sabemos, pero al menos tenemos la decencia de no soltarle a la cara al dependiente que nos ha atendido que nos iremos a comprarlo por internet porque es más barato después de regatearle el precio. ¿Insinúas que en la tienda son unos ladrones por tener el precio más alto que los de Amazón, por ejemplo?. Porque si es por eso, yo podría considerarte también un ladrón porque seguramente cobras más de lo que mereces por tan solo tu educación y tu respeto frente a los demás, y la imagen de la empresa para la que compras queda como una caterva de impresentables, para lo cual dudo que sea que te paguen.

Sexto: Te recomiendo aprender algo de educación. Aunque sea para dar el pego, aunque sea para creerte aun más superior de lo que ya te crees. Pero al menos de este modo quizá aprendas a respetar el trabajo ajeno y no considerar a los demás como meros espectadores de tus chulerías. ¡Gilipollas!

Séptimo: No se de qué trabajas, pero me quedé con el nombre de la empresa de la que dijiste que venías. Y sinceramente desde ese momento a esa empresa (bueno, no es una empresa como tal, sino que es una escuela) me la miro con otros ojos. Y conociendo el slogan de esa escuela que merece todo el respeto del mundo, me queda claro que no asististe a ninguna de sus clases de educación y respeto al prójimo. Si trabajaras para mi y me enterase de que has tratado así a un proveedor o a quien te haya atendido en una tienda, ten por seguro que ya te podrías estar buscando otro trabajo.

Pocas cosas me enervan tanto como la falta de respeto, y este ha sido un caso de estos.

Salut!

Dejar una opinión