LA FISCALÍA ABRE DILIGENCIAS CONTRA EL CARDENAL CAÑIZARES POR DELITO DE ODIO CONTRA GAYS Y MUJERES

publicado en: RELIGIÓN, SOCIEDAD | 0

Para quien quiera leer la noticia: El Diario

Es curioso ver cómo los representantes de la iglesia católica se empeñan en derribar todo aquello por lo que, según Jesús, deberían luchar.

Antes de seguir quiero dejar claro que no he leído la Biblia y dudo muchísimo hacerlo. Como mucho puedo haber leído algún pasaje suelto publicado en algún otro lugar, no en la Biblia propiamente, pero poca cosa más.

Lo que sí recuerdo es que, cuando era pequeño, haciendo la preparación para la Comunión nos explicaban que Dios es amor, que todos hemos hecho sido hechos a su imagen y semejanza, nos teníamos que aprender los 10 mandamientos y las oraciones de rigor.

En ningún momento me dijeron que los homosexuales fuesen un castigo divino, que teníamos que odiar a las mujeres ni barbaridades por el estilo. Eso son patrañas que se sacan de la manga los que se han auto-eregido como interlocutores válidos con la deidad.

¿Qué impulsa a estas personas a actuar de ese modo?.

De entrada alguien que dice dedicar su vida a Dios es una persona que no parece tener demasiadas ganas de trabajar, pues hasta donde se los curas y similares se dedican a soltar sermones y poca cosa más. Algunos demuestran su vocación ayudando al prójimo, y entiéndase como “prójimo” a otras personas, no a “los no homosexuales” o a los “hombres”. Sencillamente “al prójimo”.

Algunos incluso se dedican a la docencia, aunque vistas las noticias uno se pregunta si esos que se dedican al sagrado trabajo de enseñar a quienes formarán parte de nuestra sociedad futura lo hacen para estar más cerca de quienes abusarán a la que tenga una ocasión.

La iglesia puede tener un gran papel en la sociedad, dando soporte a quien no pueda creer en nada más que la fe en Dios.

Puede igualmente ayudar a quien acuda a ella con la esperanza de encontrar una mano amiga que no han encontrado fuera y que la ayude a salir del agujero en el que se pueda encontrar.

Pero por desgracia parece ser que la religión, tal como la hemos visto desde la muerte de Cristo, (no entraremos en este post a debatir si existió o no) no ha dejado de ser un montaje del que vivir una panda de delincuentes morales amparándose en el castigo divino al que nadie se puede enfrentar si no es obedeciendo los preceptos que esa misma Iglesia impone.

En toda mi vida sólo recuerdo haber conocido a un párroco que me merece toda mi confianza. Una persona de la calle, que quienes lo conocen desde hace tiempo lo saben honesto sin malicia.

Pero del resto….

  • Uno soltó la penita delante de sus feligresas porque le hacía ilusión un cáliz de plata para su misa, “pero era tan caro…” que las feligresas organizaron una colecta y se lo regalaron (por lo visto eso del “voto de pobreza no iba con él”).
  • He conocido a uno que se salvó de que le partiera la cara por la deprimente situación que vivíamos en el entierro de mi padre. A ese pedazo de malnacido le salvó que no pudimos / supimos reaccionar durante la homilía. Faltó el respeto a todo el mundo escudándose en la religión. Más tarde se disculpó a raíz de un escrito que publiqué en una revista local, pero el daño ya estaba hecho. Como no soy de los que guarda rencor acepté sus disculpas, pero si bien soy de los que perdona, también soy de los que no olvida.

Y en las noticias vemos barbaridades como el abuso a los chavales que se lleva ocultando desde hace décadas y que poco a poco sale a la luz y la noticia que abre este post.

Este malnacido llamado Cañizares se escuda en la religión porque en la calle podría ser un delincuente. Y no lo estoy acusando, sino que estoy haciendo una suposición de lo que podría ser si no tuviera el capote de la religión. Pero si se demuestran las acusaciones, la Justicia lo pondrá en su lugar.

En lugar de hacer suyo eso de que “todos somos iguales a los ojos de Dios” se dedica a promover el odio contra un colectivo al que no puede controlar como es el de los homosexuales. ¿O es que quizá quiere entrar en él pero como no puede lo ataca? Ya se sabe, eso de las apariencias y el “voto de castidad” (teórico) pesa mucho.

O el odio a las mujeres, las cuales piensan por si mismas porque, afortunadamente, ya no son aquellas abuelitas que pasaban el día en misa para ganarse un pedacito de cielo o aquellas devotas esposas que obedecían al marido sin rechistar por motivos de imposición social. Y ya se sabe que pensar por uno mismo está mal visto por quienes pretenden controlar el cotarro.

Cañizares, (no le pongo lo de “señor” delante porque usted no es un señor, pero lo trato de usted por eso de las distancias), si queda demostrado que ha incitado al odio al prójimo, espero que dé con sus huesos en la cárcel donde lo recibirán de mil amores quienes sepan cómo se las gasta la iglesia para con los más inocentes de la casa.

Para quienes quieran seguir los preceptos de la iglesia católica no necesitan complicarse la vida. Con esos famosos 10 mandamientos tienen bastante para tener una vida aceptable según su forma de ver las cosas. Entrar en otros debates es hacerles el juego a esos que viven a costa de la fe ajena.

Salut!

Dejar una opinión