¿Existe Dios?

publicado en: RELIGIÓN | 0

Esta vez comenzaré aporreando el teclado con una anécdota que me tropecé un día por Internet:

Un profesor reto a sus estudiantes con esta pregunta: “Creó Dios todo lo que existe?”.
Uno de los estudiantes valientemente respondió “Si, por supuesto”
“Dios creó todo cuanto existe?’, preguntó el profesor. “Si señor” contestó el estudiante.
El profesor le contestó: “si Dios creó todo lo que existe, entonces Dios creó la Maldad, y de acuerdo al asunto que nos concierne, y en relación a quienes somos, entonces Dios es Maldad”
Los estudiantes se quedaron callados ante tal respuesta. El profesor, muy feliz consigo mismo, en una actitud arrogante, presumió a sus estudiantes que una vez mas había probado que la Fé cristiana era un mito.
Uno de los estudiantes levantó su mano y dijo:
– “Profesor puedo hacerle una pregunta?”,
– “Por supuesto”, contestó el profesor.
El estudiante se puso de pie y dijo:
– “Profesor….existe el frío?”
– “que clase de pregunta es esa?…por supuesto que existe. ¿Alguna vez has tenido frío?”.
Se escucharon risas en tono de burla de los demás.
El joven estudiante dijo: “En realidad señor, el frío no existe….de acuerdo con las leyes de la física lo que consideramos frío es en realidad ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que un cuerpo o cosa tenga o transmita energía. El cero absoluto ( 0° C) es la total ausencia de calor; todo queda inerte e incapaz de reaccionar a esa temperatura. El frío no existe. Hemos creado esa palabra para describir como nos sentimos si no tenemos calor.
El estudiante continuó: “Profesor, existe la oscuridad?”. El profesor respondió: “Por supuesto”.
El estudiante le contestó, “Una vez mas está usted equivocado señor, la oscuridad no existe tampoco. La oscuridad es en realidad la ausencia de luz. Nosotros podemos estudiar la Luz pero no la oscuridad. Podemos utilizar el Prisma de newton para separar la luz en varios colores y estudiar múltiples ondas de cada color. No puedes medir la oscuridad. Un simple rayo de luz puede entrar a un mundo oscuro e iluminarlo. Como puedes saber que tan oscuro es un determinado espacio?, se puede medir la cantidad de luz presente. Es correcto? La oscuridad es un término utilizado por el hombre para describir que pasa cuando no hay presencia de luz.”
Finalmente el joven preguntó al profesor: “Señor, existe la maldad?”
Ahora, dudosamente el profesor respondió “por supuesto, como ya lo he dicho anteriormente, lo vemos todos los días, es un diario ejemplo la inhumanidad del hombre para con sus semejantes. Está en la multitud de crímenes y violencia en todas partes del mundo. Esas manifestaciones no son otra cosa mas que maldad” Ante esto el estudiante le contesta: “la maldad no existe señor, o al menos no existe como si misma. La maldad es simplemente la ausencia de Dios. Es como la oscuridad y la luz, la maldad es una palabra que el hombre ha creado para describir la ausencia de Dios. Dios no creó la maldad. La maldad no es como la Fé, o el amor que existen al igual que la luz y el calor.La maldad es el resultado de lo que pasa cuando el hombre no tiene presente el amor de Dios en su corazón. Es como el frío que surge cuando no hay calor o la oscuridad cuando no hay luz.”
El profesor tomo asiento.
El alumno era Albert Einstein.

Si existe Dios es la cuestión que muchos se plantean cuando oyen hablar del tema o viendo las noticias, pues con lo que ocurre en el mundo uno puede dudar fácilmente sobre su existencia.

Quien escribe no ha leído nunca la Biblia y reconozco que difícilmente lo haré del mismo modo que ocurre con El Quijote, Hamlet o tantos y tantos clásicos de lectura recomendada incluso por quienes sólo han visto las tapas de los libros.

Dicen que la Biblia es el libro más leído del mundo, pero estoy seguro que confunden el verbo “leer” con el de “publicar”, pero bueno, eso es otro asunto.

Yo no soy nadie para decir si Dios existe o no, pues es una cuestión de fe y eso es algo que cada uno dedica a lo que considera oportuno. Pero parece que hay gente a la que le molesta que los demas crean en Dios porque ellos consideran que como no se ha podido demostrar su existencia es absurdo creer en algo que no existe.

Hay quien necesita de la existencia de Dios para dar sentido a su vida, lo cual no es malo en absoluto siempre que esa creencia beneficie tanto a si mismo como a los demás.

Pero también hay quien necesita la no existencia de Dios, porque así no se ve reprimido en cuanto a sus actos y deja de lado la posibilidad de que tenga que rendir cuentas el día del Juicio Final (si existe Dios) y puede así limitarse a cumplir las leyes de los hombres, que siempre se pueden cambiar según sople el viento.

Pero también hay quien sin saber si existe o no, prefiere creer que sí porque de entrada no pierde nada con ello, y no creer en él le podría hacer perder mucho si es que al final existe. Y si no existe, pues tampoco habrá perdido nada.

Al fin y al cabo, Dios existe si lo necesitas para hacer bien a la sociedad, a tu entorno, al prójimo. Si su existencia es lo que te hace ser mejor persona, si para ello necesitas a Dios, entonces crée en él porque será quien te haga así. Y si algo te hace ser de este modo, quiere decir que ese algo existe.

Si para hacer el bien no necesitas la existencia de Dios, entonces eres tú mismo quien actuará de este modo sin necesidad de tener fé en algo que no ves. Y no importa mientras tu labor en la sociecad sea beneficiosa para esta, mientras respetes a los demás. En ese caso, si eres así y no crees en Dios, es que no lo necesitas para ser un buen tipo.

Y quienes tengan una especial fijación en atacar a las creencias religiosas ajenas, creo que sería mejor dejar de pensar en si Dios existe o no y centrarse en su “intermediario”, la Iglesia, que al fin y al cabo, es la responsable de los desmanes religiosos que históricamente hemos sufrido en este mundo.

Y quien dice Dios, dice Alá, Buda, Shiva… cualquier deidad, si su existencia te hace ser mejor persona, entonces crée en ella.

Si no la necesitas para ser esa buena persona, entonces no creas en ella, pero no por ello te conviertas en un hijo de puta, porque con los hijos de puta que se escudan en la religión para joder a los demás vamos más que sobrados con los que se van conociendo.

Otro día escribiré sobre esta organización llamada “Iglesia”.

Salut!

Dejar una opinión