EL BANC EXPROPIAT, LOS OKUPAS Y LA LEY: COCTEL PELIGROSO

Hace una semana que en el barrio de Gracia de Barcelona se producen altercados por el desalojo de un local okupado desde hace unos años y cuya sentencia judicial ha terminado con la decisión de que esa propiedad privada debe volver a manos de sus dueños.

A raíz de este asunto ha salido a la luz que, hace poco más de un año, el anterior alcalde de Barcelona, el Sr. Trias, pagó el alquiler de dicho local y el impuesto del IBI a cargo de las arcas municipales, consiguiendo de este modo un año de paz en el que nadie ajeno al barrio hablaba del tema o, al menos, no salía en los medios de comunicación. Y es lógico, mientras alguien les pague el alquiler a los okupas estos no buscarán problemas,

Al ejecutarse la sentencia judicial y echar a los okupas de ese local se encendió la mecha de los disturbios y la presencia policial para evitar que esa propiedad volviese a ser okupada, pues la justicia se había decantado por los legítimos propietarios en contra de los okupas.

Las primeras noches eso fue una batalla campal, con motos quemadas y coches volcados, amén de los contenedores reducidos a montones de plástico derretido.

BANC EXPROPIAT_2016_05_27-12
Golpeando la chapa que cerraba el “banc expropiat”
BANC EXPROPIAT_2016_05_27-9
Golpeando la chapa que cerraba el “banc expropiat”

Con ello los Mossos d’Esquadra aumentaron su presencia para evitar que esos hechos se volviesen a producir, y con ello nos plantamos al viernes por la noche, momento en el que los okupas quisieron repetir el intento de recuperar esa propiedad, lo cual se evitó por la presencia policial. Pero como a diferencia de la otra ocasión, en este caso se encontraron con que las paredes estaban tapiadas pero no con ladrillos, sino con planchas metálicas soldadas a sendos marcos para dificultar esa acción contra la propiedad privada

¿Resultado?, pues que a las 22:00 se liaron a dar palmadas contra las paredes metálicas mencionadas durante un buen rato hasta que se cansaron y se dispersaron, si es que un grupo de unas 20 personas como mucho podían dispersarse, porque con lo pocos que eran no creo que se notara demasiado si hubiesen seguido juntos.

La noche del sábado fue tranquila: había Champions y teniendo en cuenta que en este país un balón de fútbol tiene su importancia, no ocurrió nada que yo sepa.

Pero el domingo es otra cosa y es cuestión de recuperar el tiempo perdido, con lo que los manifestantes antisistema, anticapitalista y en ocasiones “anti-jabón” (no nos engañemos, a algunos era para verlos y olerlos) decidieron volver a las andadas y liarse contra los mossos que volvían estando ahí para proteger el banco expropiado de marras.

Como los okupas son tan pacíficos no llevan armas, sino pistolas de agua… con lejía en algunos casos, con la desgracia de que un fotógrafo se vió afectado por esa combinación y acabó en urgencias con quemaduras en un ojo producidas por la acción del agente químico.

Por otro lado tengo entendido que otro periodista acabó con un corte en la frente de un latazo de cerveza (lleno) que recibió.

Amén de estos daños 7 mossos también recibieron y cuatro de ellos han tenido que coger la baja,

Por parte de los okupas una decena de ellos recibieron también estopa, lo que demuestra que la policía, cuando es necesario, también se sabe defender y repartir leña. ¿No quieres que te aticen?, pues de entrada respeta la Ley y después no agredas a la policía ni con agua ni con harina ni piedras ni latas ni agua con lejía ni los demás objetos utilizados contra quienes no eran okupas: policía y periodistas.

Esta tarde de domingo me ha dado por acercarme a esa manifestación, cámara en ristre, y he podido comprobar que esos okupas son poca gente que en muchos casos no entiendo qué hacen ahí, porque su aspecto y vestimenta demuestra que, al menos en apariencia, no viven mal (bien vestidos y calzados, unas buenas gafas….)

Luego había otros que deben creer en lo que defienden y eso es ciertamente respetable siempre que lo hagan dentro de la legalidad.

Y luego hay los que tienen pinta de apuntarse a un bombardeo siempre que esto signifique ir contra la ley con todas sus consecuencias.

BANC EXPROPIAT_2016_05_29-92
En medio el “demócrata de la litrona” que es quien decidía cuándo podías grabar.

Claro que uno cuando se pone detrás del objetivo de la cámara ve las cosas de otro modo y cuando levanta la vista se da cuenta de que uno de esos antisistemas, que iba amorrado a su litrona, se me acerca para impedirme que grabara y, ya puestos, que dejara de sonreir, cosa harto difícil de conseguir porque delante de esa gente, o te ries o lloras. Lo primero porque hace gracia que defiendan ideales sin permitir que los demás demos cuenta de ello, y lo segundo porque esta gente no parece tener un futuro medianamente digno. Y no por el “sistema” que ellos quieren atacar, sino por su actitud de estar contra todo lo que no sean sus ideales y sus convencimientos.

BANC EXPROPIAT_2016_05_30-1
Una mujer mayor enfrentándose a los manifestantes

Una mujer ya mayor se acercó a los manifestantes y les recriminó su actitud, pero cuando alguien no quiere escuchar no hay nada que hacer. Cuando esta mujer les daba su punto de vista sale otro con una historia de Caixa Catalunya para justificar su actitud. Al final nadie acabó de explicar sus puntos de vista porque, sencillamente, no había interés para ello por parte de nadie. La mujer siguió entre los manifestantes hasta su casa o hasta donde fuera mientras los okupas la dejaban pasar entre miradas que no sabes si son de desprecio o de que no se enteran de qué va realmente el asunto.

Gritan consignas de la más burda propaganda como “todo el mundo tiene derecho a un techo digno” (cierto, pero nadie dijo que eso tenía que ser gratis), “la prensa apunta, la policía disipara”, (como si la policía no supiera ya quienes son y además los grababan con sus cámaras). Y otras del mismo calado que entran en mentes simples pero que quedan muy bien para los antitodo. Y más cuando las acompañan de una guitarra y un cajón flamenco, claro.

BANC EXPROPIAT_2016_05_29-213
Sentados frente al “Banc Expropiat” antes de ir, literalmente, a por unas cervezas (para lo cual hicieron la correspondiente colecta entre los manifestantes)

Al final de la tarde los Mossos d’Esquadra retiraron la línea que tenían de defensa hasta más abajo del “banco expropiado”, por lo que los okupas decidieron sentarse delante de ese local pero sin intentar entrar en él, pues con las puertas metálicas y los mossos a dos pasos habrían durado “cero coma” antes de recibir la primera tunda y sin avanzar en sus intenciones, por lo que esos antisistema decidieron ir a por unas cervezas y seguir ahí.

En ese punto decidí volver a casa, que uno trabaja al día siguiente y con lo que pasa con los autónomos, el día que no trabajas, no comes.

Y por cierto, aprovecho para felicitar a los Mossos por la paciencia que llegan a tener después de aguantar lo que aguantan. Gracias a su presencia no hubo ni acciones violentas ni coches volcados, ni motos y contenedores pasados por el fuego como la otra noche. ¿Que reparten leña cuando corresponde?, pues como decimos aquí “si no vols pols, no vagis a l’era” (si no quieres polvo, no vaias a la era).

Salut!

BANC EXPROPIAT_2016_05_29-167
Desafiando a la policia y a todo aquel que lo enfocara con la cámara

 

BANC EXPROPIAT_2016_05_29-164
Ya sabemos que con música la propaganda suena mejor (aunque se desafine, claro)

 

BANC EXPROPIAT_2016_05_29-156
Sentados frente a la policia.

 

BANC EXPROPIAT_2016_05_29-24
Detrás de la pancarta (desde la que me lanzaron un escupitajo, por cierto)

 

BANC EXPROPIAT_2016_05_27-55

BANC EXPROPIAT_2016_05_27-34
Golpeando la chapa del “banco expropiado”

 

BANC EXPROPIAT_2016_05_27-3
BANC EXPROPIAT_2016_05_27-2

Propaganda okupa

Dejar una opinión