EDIMBURGO: UNA CIUDAD QUE ME ENCANTA

publicado en: TURISMO | 1

Es la tercera vez que viajo a Edimburgo y cada vez me gusta más.

Es una pequeña ciudad con más o menos, medio millón de habitantes, donde la amabilidad se encuentra en cada esquina.

El clima es lo que es, tanto puede amanecer con un sol de justicia… a 15 grados como en diez minutos empezar a llover para aparecer un viento no muy fuerte antes de volver a salir el sol.

Es una ciudad donde se pueden vivir las cuatro estaciones del año en un día… cada día.

Llama la atención cómo estos cambios de tiempo no alteran la vida de la ciudad. Si llueve, si hace viento, si sale el sol o si ocurre todo a la vez, los edimburgueses siguen haciendo su vida. Si estaban en una terraza (con toldo) siguen ahí como si no pasara nada aunque haga frio.

Si por el contrario estaban de pie en la calle tomando una pinta de cerveza y empieza a llover, no les preocupa demasiado. Aún les queda cerveza para disfrutar del clima tan suyo que tienen.

La calle del centro de la ciudad, ya sea la Royal Mile como Princess Street o North Bridge, están siempre animadas. Ya sean las 10 de la mañana como las 12 de la noche. Siempre hay gente paseando, comprando o tomando unas cervezas con los amigos.

Edimburgo me atrae muchísimo más de lo que esperaba. Es cosmopolita, es segura, es tranquila y es acogedora.

Es una ciudad donde los inmigrantes abundan. Es raro entrar en una tienda y que sean todos autóctonos. Ahí parece que lo tienen claro: si vienes a trabajar y respetas lo que ves, eres bienvenido.

W BOW STREET DESEMBOCANDO EN GRASSMARKET

Las tiendas de suvenires tienen todas lo mismo y prácticamente a los mismos precios, por lo que no merece la pena visitar muchos comercios si encuentras lo que buscas en la primera que entras. Es más, ¡hasta en el aeropuerto puedes encontrar algunos productos al mismo precio que en la ciudad!

Y si te gusta el whiski, estás en el lugar adecuado. Hay whiskerías para aburrir y en muchas de ellas puedes probar o pedir una prueba de esos licores que están tan ricos o tan malos según el gusto que tengas, porque no es lo mismo el whisky de las Highland como los de los Lowland, los de Speyside o de Islay. Puedes tener uno afrutado y otro ahumado, y entre ellos hay un mundo.

Además, destilerías de whisky las hay a patadas. Es como el cristal de Murano en Italia, que todas las tiendas tienen su fábrica de cristales. Pues aquí casi lo mismo, pero en whisky. Y como a mí me encanta, pues más me gusta visitar esta ciudad.

PRINCESS STREET

Si tienes suficiente presupuesto te puedes llevar una botella de whisky por más de 20.000 £ o para los más modestos puedes pagar 54 £ por una botella de Cardhu que en el Caprabo te cuesta no más de 24 € 😉

Pasear por Edimburgo es agradable incluso con ese clima. Si llueve pues te tapas y si sale el sol pues lo tomas.

Hay calles que tiene, para mí, un encanto especial y no se por qué. Es el caso de Victoria Street, una calle viva en la que los peatones abarrotan las estrechas aceras que tiene frente a las casas pintadas de colores y que por la noche adquieren un “algo” especial que invita a darte una vuelta por ella.

Eso sí, lo único que deja algo que desear es la cocina, donde el “fish and chips” es el plato estrella de todo el Reino Unido: patatas fritas con pescado rebozado. Y eso te lo venden hasta en cucuruchos si hace falta.

Si quieres comer bien conviene saber dónde te metes, porque en el anterior viaje supimos lo que es equivocarse de sitio para comer y aprendimos la lección.

PIZZA CALZONE VEGETARIANA

Yo tengo dos visitas obligadas en cuanto a comer cuando voy a Edimburgo: End’s world (4 Hight Stret –Royal Mile- EH1 1TB – 0131 556 36 28) y Nova Pizza Vegetarian Kitchen (Howe St. 42, Edimburgh EH3 6TH – 0131 237 56 95)

En el primero comes como en una hamburguesería y es francamente bueno. Es un típico pub escocés donde además de unas pintas, puedes comer en el comedor que hay aparte. Buen servicio, buena cocina y por unos 15 euros por cabeza. Pero insisto en que aunque tienen otros platos es principalmente una hamburgueserí

HAMBURGUESA DEL END’S WORLD CON SUS PINTAS CORRESPONDIENTES 😉

a de buena calidad que no escatiman en los platos… aunque seas turista.

En cuanto a la pizzería vegetariana, yo que soy más carnívoro que un león hambriento, disfruto como pocas veces con las pizzas vegetarianas que ahí preparan. Sencillamente fantásticas y que quedas lleno. Buen servicio, excelente comida y un precio correcto que también ronda los 15 euros por cabeza.

En ninguno de los dos hemos comido postres porque quedamos tan llenos que no nos entraba ni una duda, vamos.

Curiosamente son restaurantes muy pequeños en los que no hay más de 6 mesas que están constantemente ocupadas (en el vegetariano es casi imprescindible reservar mesa).

El transporte público funciona también de fábula, pero debes tener en cuenta que si coges el autobús, o le das el importe justo (1,60 £) o no te dan cambio porque los conductores no tocan ni un céntimo. Se introducen las monedas o los billetes en la máquina y él expide los billetes. Y i das de más, pues bote para la empresa, quienes dedican todo el dinero sobrante de los billetes a obra social a través de ONG’s.

Con todo hay un pequeño detalle a tener en cuenta: si vas en Agosto te encontrarás con el “Fringe” (https://www.edfringe.com/) que es un festival de música y bailes militares que deja la “Royal Mile” casi intransitable según a la hora en la que pretendas pasear. ¡Y dura todo el mes!

Es un espectáculo al que acude gente de todo el mundo y cada día cierra con un espectáculo de fuegos artificiales.

Pero si no puedes o no te apetece pagar las 50 £ que cuesta la entrada, siempre puedes disfrutar de los espectáculos callejeros que inundan la Royal Mile desde casi North Bridge hasta la misma entrada del castillo. Puedes ver desde números de magia hasta estatuas humanas que “levitan”, payasos, tragafuegos, guitarristas, cantantes de ópera, bailes… cualquier actividad artística que se pueda hacer en la calle, lo puedes encontrar en Agosto en la Royal Mile de Edimburgo.

Espero no tardar demasiado en volver a disfrutar de esa ciudad.

Salut!

 

AÑADO: Si alguien quiere ver algunas de las fotos de este viaje a Escocia, las puede ver AQUÍ

Una respuesta

  1. Ruben Gonzalez Arapiles

    No sabía que escribas tan bien las crónicas de viajes.

Dejar una opinión