CONFLICTO DEL TAXI EN BARCELONA (LA VANGUARDIA)

publicado en: COMERCIO, LEYES Y DELITOS | 0

Conflicto del taxi en Barcelona (La Vanguardia)

Es curioso ver cómo los medios se posicionan a favor o en contra de determinados colectivos y sacan las tijeras de la censura cuando se opina de modo contrario a sus intereses.

En este caso se trata del tema de los taxis de Barcelona, quienes muestran en un vídeo cómo un rifirafe entre un taxista “oficial” y uno de esas empresas de alquiler de vehículo con conductor acaba en accidente en medio de la autovía.

Es cierto que cada vez hay más competencia en todos los sectores, y el taxi no es ajeno a esta situación, pero es algo que no aceptan.

El taxi de Barcelona es caro, carísimo, y en la defensa de esos precios argumentan que es por culpa de los costes de la licencia que cuesta unos cuantos muchos miles de euros (he oído cifras que alcanzan los 150.000 euros por una licencia).

Para los taxistas ese es motivo más que suficiente para llegar a las manos para defender su trabajo, porque no aceptan que el mercado cambie y que los tiempos corren con independencia de si favorece a unos en detrimentos de otros, pero el colectivo del taxi no puede permanecer ajeno a la situación y a la evolución del mercado.

Cuando argumentan que sus licencias valen fortunas no tienen en cuenta que si se dedican al taxi fue por decisión propia y que, por lo general, nadie les obligó a hacerlo por lo que no es aceptable que expongan esa razón para exigir exclusividad en el transporte público particular de uso particular.

Alegan que las empresas como Uber o Cabify son ilegales, pero no he visto pruebas de ello. ¿son ilegales porque no compraron una licencia que costó una fortuna?. ¿Son ilegales porque han sido más inteligentes en la presentación de su negocio? ¿Es ilegal el alquiler de un vehículo con conductor? Sería interesante que alguien con conocimientos legales pueda dar respuesta a estas preguntas. Pero no respuestas tendenciosas a uno u otro, sino respuestas basadas en la legalidad.

El taxi de Barcelona se cree con derecho a que si las cosas no salen como quieren, la administración les debe indemnizar o proteger como cual empresa de Florentino Pérez se tratara. Si es así, entonces todos los que tenemos empresa y no va como nos gustaría, tendremos drecho a que la Administración nos rescate, ¿no es así?.

Por experiencia propia he viajado tanto en taxis donde el conductor ha sido una persona totalmente profesional hasta taxistas que han intentado engañar al personal, como aquel al que le pedimos ir a un hotel saliendo de una feria y nos paseó por Barcelona hasta llevarnos a otro hotel que no era el solicitado. Claro que se disculpó, pero ni un céntimo de descuento en la carrera del hotel erroneo al correcto.

También se del caso de una amiga que haciéndose pasar por una turista francesa en la calle Caspe con Roger de Flor paró un taxi y le preguntó si la podía llevar al Ritz que estaba una esquina más allá de donde estaba. El taxista la subió al taxi, la llevó a la esquina de arriba y le cobró la bajada de bandera más la carrear. En lugar de indicarle que estaba a una esquina de distancia, se aprovechó de la presunta turista.

Está claro que todos los negocios se basan en el desconocimiento y en la necesidad del prójimo, pero un poco de ética profesional no habría estado de más para no llevarse la idea de que los taxistas son unos mafiosos.

La guerra del taxi de Barcelona contra la competencia parece que va a ser larga y que no va a ser pacífica. Tendremos que ir con mucho ojo al coger uno de estos vehículos, no sea que el conductor utilice su coche como ariete contra la competencia con nosotros dentro.

Salut!

Dejar una opinión