¿Cómo has hecho esta foto?

publicado en: FOTOGRAFÍA | 0

Cuando empecé este blog tenía la intención de hablar más de fotografía que de otros temas, y las cosas han ido absolutamente al revés. Quizá por eso me apetecía más que otras cosas escribir sobre fotografía.

Esta es una pregunta que se suele leer mucho por los fotos de fotografía, y he de reconocer que no son pocas las veces que también he pedido esa información. Y no nos engañemos, de poco me ha servido saberlo.

Y es que saber cómo se ha hecho una fotografía que nos gusta no es garantía en modo alguno de que la podamos hacer igual o incluso parecida.

Pongamos un ejemplo con esta fotografía (expresamente desenfocada y alterada 😉 ) cuyos EXIF son los siguientes:

EJEMPLO
– Cámara Canon EOS 50D
– Objetivo: Canon 24-105
– Apertura: F/10
– Distancia focal: 24mm
– Velocidad de disparo: 1/200s
– Flash: Canon Speedlite 430
– Potencia: 1/2
– Situación del flash: 45º derecha y por encima del objeto
– Difusor: Paraguas blanco de 80cms.

Entonces uno quiere hacer esa misma foto y se debe plantear las siguientes preguntas:
– ¿Tiene esos mismos componentes – cámara, objetivo, flashs…) para hacer esa misma foto? Si alguno de esos componentes no es el mismo, la foto ya no será la misma, algo habrá diferente, ya sea la calidad del sensor (más o menos resolucion, rango dinámico,…) o nitidez de lente, por ejemplo. U otro modelo de flash que ofrece otro número de guia y por ello esa potencia usada en la foto (1/2) ya no será la misma. Además otro aspecto es conocer la distancia entre el flash y el sujeto, cosa que no aparece en los exif y ya por eso, la iluminación difícilmente será la misma.

– ¿Disponemos del mismo difusor para ese flash que, además, desconcemos a qué distancia está el destello de la parábola del paraguas y eso nos dará otra difusión distinta?.

– ¿Sabemos la distancia entre la cámara y el sujeto?, Porque ese aspecto también es importante si queremos reproducir las mismas condiciones de la fotografía para la que queremos saber cómo se hizo, ya que, por ejemplo, a igual apertura la profundidad de campo varía según la distancia del sujeto, y eso nos puede dar una foto totalmente distinta.

– ¿Conocemos la distancia entre el objeto y el fondo?, porque eso también es importante.

Y no sólo eso, sino que si encima tenemos la fortuna de disponer de todos esos componentes e información.. ¿alguien ha pensado en que desde el momento en que editamos la foto estamos alterando el resultado obtenido con la configuración indicada?. Si subimos luces dos pasos, ¿no habría sido mejor aumentar el tiempo de exposición o subir la ISO dos pasos y con eso los EXIF que nos habrán dado no servirán de nada? Porque por más que tengamos esos parámetros necesitaremos también conocer la edición exacta de esa fotografía para poder hacerla igualita. Y por si fuera poco, la foto del ejemplo está recortada. ¿Vamos a especificar las coordenadas exactas del recorte teniendo en cuenta que para ese mismo resultado necesitaremos saber la distancia al sujeto en el momento de disparar?.

Por supuesto ahora vienen las preguntas de turno:
– ¿Cuántos de nosotros hemos intentado repetir una fotografía copiando los EXIF de otra foto?.
– Y quien los ha repetido, ¿ha conseguido hacer la misma foto o ha tenido que variar algo?
– ¿No es mejor tener claros los conceptos de la fotografía y adaptarlos a la situación del momento en lugar de intentar aplicar otros parámetros que seguramente no se ajustan a lo que buscamos?

Personalmente creo que los EXIF sólo sirven para demostrar la autoría de una fotografía, certificar el equipo con el que se ha tomado esa fotografía y poca cosa más.

Sí es cierto que si estás estudiando fotografía y te exigen unas condiciones determinadas para hacer esa foto los EXIF son la prueba de que cumples con lo solicitado, pero una vez ya sabes como funciona esto de la fotografía, de poco te sirve. ¿O acaso cuando ves una fotografía en la tele, en un periódico o en una revista te adjuntan los EXIF para poder opinar sobre si está bien hecha o es un desastre?. ¿Verdad que no?. Esos datos sólo aparecen en los libros para aprender fotografía y eso nos parece útil hasta que nos damos cuenta de que nos faltan muchos datos como los indicados antes para poder saber cómo se hizo esa fotografía.

Y es que debería llegar un momento en el aprendizaje de la fotografía en el que deberíamos dejar de lado tanto tecnicismo y “quiero saber” sin sentido para empezar a decir eso de “que foto más bonita, cómo me gusta. Felicidades a quien la haya hecho”. Y si queremos hacer esa foto, nos la guardamos en “el baúl de la inspiración” y la intentamos repetir, pero si nos dan toda la información para ello no aprenderemos, sino que copiaremos. ¿Y no mola aprender tanto cómo hacer una foto como saber el modo en que no la debemos hacer?. ¿No hemos descubierto nada cuando hemos buscado hacer una fotografía sin saber cómo hacerla?.

No por eso deberemos dejar de aprender esta maravilla que es la fotografía, pero sí deberíamos dejar de ir de “master of photography” para empezar a disfrutar de lo que vemos. Y aprendemos tanto sabiendo cómo no hacer una fotografía como averiguando cómo hacerla bien.

Salut!

Dejar una opinión