¿Aparcamos las cámaras y cogemos el móvil?

publicado en: FOTOGRAFÍA, HISTORIA Y CURIOSIDADES | 0

Y es aquí donde uno empieza a preguntarse el porqué llevamos tanta cámara y tanto objetivo para las fotos que hacemos cuando nos vamos de paseo por donde habitualmente no vamos nunca, o lo que es lo mismo, a hacer el turista.

Con el móvil pude hacer desde la más que típica selfie hasta panorámicas que no hace falta ni pasar al ordenador para montarlas, sino que el teléfono de marras la hace tan ricamente y no quedan nada mal.

La evolución tecnológica está evolucionando a una velocidad que a mi me está empezando a costar de asimilar.

Hace casi 200 años que se hizo la primera fotografía de la historia, esa bautizada como “vista desde la ventana en Le Gras”. Para eso hizo falta una exposición de 8 horas que dió lugar a un disgusto para el fotógrafo (Niépce) porque no reflejaba la verdadera luz de la vista, y es que durante 8 horas el sol iluminó los dos lados de las paredes, y eso es bastante irreal.

En el siglo XIX las fotografías se hacían sobre placas de cristal que posteriormente se cambiaron por soportes flexibles que evolucionaron hacia el carrete fotográfico (Kodak 1888) Obviamente, en aquellos años todo era la fotografía en blanco y negro, pues el color no llegaría hasta 1907 de la mano de los hermanos Lumière, aunque para ello se volviese a las placas de vidrio.

Por aquellos años las cámaras eran enormes, engorrosas, pesadas y, en consecuencia, poco transportables, lo que limitaba su uso a lo que conocemos como fotografía de estudio y si salía a la calle, no pasaban desapercibidos ni queriéndolo.

En 1925, Leica inventa la primera cámara que incluye ayudas tanto para el enfoque como para la velocidad de exposición y apertura del diafragma, lo cual era de agradecer y ahorraba mucho tiempo y revelados inútiles, y en 1929 saca la que se considera la primera cámara fotográfica compacta para películas de 35mm. ¿porqué ese formato?, pues porque era el que se utilizaba para la grabación de películas y al disponer de esos agujeros en los laterales, el paso de la película una vez hecha la foto era más sencillo. ¿para qué inventar otro método si ese funcionaba?

Y con eso la técnica fue mejorando hasta crear las primeras cámaras reflex (inventada por Asahi Optical Corporation, “Pentax” para los amigos 😉 ) en 1952.

Los diseños fueron mejorando añadiendo la posibilidad de cambiar los objetivos y esas cosas que las primeras cámaras no permitían, y como quien no quiere la cosa, llegamos a a 1975, año en el que el ingeniero eléctrico Steven j. Sasson inventa la primera cámara digital utilizando tecnología de los laboratorios Bell que en 1969 inventan el CCD (Charged Coupled Device). En 1975, Kodak pide a Steven j. Sasson que construya una cámara digital basándose en el CCD que la propia Kodak había evolucionado, consiguiendo la primera cámara digital que, aunque no era precisamente rápida (necesitaba 23 segundos para capturar una imagen en blanco y negro en una cinta de cassete y el mismo tiempo para mostrarla), pero no fue hasta 1991 que no aparece en el mercado la primera cámara fotográfica digital, la Dycam Model 1 de Logitech Fotoman.

La primera cámara digital que tuve entre mis manos fue una Casio allá por 1995 que daba una calidad bárbara por los años de los que hablamos, con una pantalla móvil que era todo el cuerpo de la cámmara, o lo que es lo mismo, que lo móvil era el objetivo.

En aquellos años también salieron las cámaras digitales Sony (¿mavica?) que grababan las fotos en in diskette de 3 1/4, lo que se traducía en una lentitud bárbara para guardar una foto. Pero como no podía ser de otro modo, la industria de la fotografía se iba moviendo rápidamente y no tardaron tanto en aparecer las primeras reflex SLR a las que se añadió la “D” de “digital” y que aunque no daban una resolución equiparable a una cámara de carrete, sí era lo suficientemente alta como para empezarse a plantear el futuro de la fotografía profesional.

Y así como quien no quiere la cosa, en la actualidad tenemos cámaras digitales que pueden cubrir cualquier necesidad fotográfica y hasta de video, ya que la tecnología está uniendo esos dos mundos en un sólo aparato, cosa que los móviles hicieron antes que las cámaras digitales, ofreciendo al principio unas resoluciones que casi podíamos contar los píxeles con el dedo gordo del pie y ahora ofrecen una calidad que supera la de mucas cámaras de hace tan solo un par de años.

Ahora co un móvil hacemos fotografías de más de 10 Mpx y videos de fullHD que hace tan solo dos o tres años era impensable al menos con la calidad que tenemos. Además podemos incluso procesar las fotografías desde el mismo teléfono y, cosa importante, las podemos compartir con quien nos apetezca con un par de toques de pantalla.

Ya empiezan a aparecer programas que permiten disparar en RAW, lo que significa que nos dará la posibilidad, poco a poco, de poder procesar las fotografías como si de una cámara reflex al uso se tratara. Y no tan solo eso, sino que nos ahorraremos tener que llevar kilos de equipo del que no podemos sacar el ojo de encima por eso de los amigos de lo ajeno.

Entonces tal como vemos que ha ocurrido en la historia de la fotografía, cada vez pasa menos tiempo entre avances tecnológicos y quizá tenemos que empezar a prepararnos para hacer reportajes de bodas, sesiones de estudio y demás trabajos de video y fotografía con un teléfono móvil porque a la velocidad que vamos, las cámaras que ahora parece que entran fuerte en el mercado, las “mirrorless”, podrían quedar en una divertida y cara anécdota en cuanto los móviles hagan las fotos de las cámaras profesionales en la calidad suficiente como para olvidarnos de voler a coger la bolsa para hacer buenas fotos.

Salut!

 

Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Vista_desde_la_ventana_en_Le_Gras
https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1mara_fotogr%C3%A1fica
http://ingeniatic.euitt.upm.es/index.php/tecnologias/item/396-c%C3%A1mara-digital-reflex
https://en.wikipedia.org/wiki/Asahiflex

Dejar una opinión