¿AMENAZAS CUMPLIDAS? EL PROBLEMA DEL PODER EN MANOS DE IRRESPONSABLES

Hoy, en Facebook, he descubierto algo que era de suponer, pero que cuesta de aceptar, y es que las amenazas de quienes tiene poder, se cumplen aun a costa de sangre.

Una forera del esta red social hizo un comentario acerca de unas amenazas de un ministro español, Margallo, donde lo que podría habría quedado en un exabrupto, ahora no parece que fuera tal, sino algo premeditado (presuntamente, claro está).

En julio de 2017, según el “diario.es”, Margallo hizo una premonición que podría haber quedado en nada, pero semanas más tarde, tuvo lugar la presencia de la muerte en Cataluña por los dos atentados terroristas que costaron unas vidas que no tenían ninguna razón para morir ese día.

Cuando uno ve estas cosas no puede evitar que se le ericen los pelos. Si esa amenaza era fundada, demuestra que son capaces de acabar con la vida de cualquiera para conseguir sus objetivos. Y si para ello uno de los terroristas tiene que ser confidente del CNI, pues que lo sea. ¡No será por recursos!

Y esa vida podría haber sido la de cualquiera, sin importar si es o no independentista o si es o no constitucionalista. Es lo que tiene el terrorismo indiscriminado, que no sabe de ideologías, sino de terror.

Han pasado unos meses y últimamente estamos asistiendo a una movida política indescriptiblemente tensa entre Cataluña y el resto de España a la que se ha sumado la Unión Europea, donde muchas máscaras parecen caer para mostrar la verdadera cara de los que mandan y sus secuaces.

Sea por una razón o por otra, Alemania ha decidido soltar al Presiden Puigdemont, previa fianza de 75.000 euros, porque no ve motivo para mantenerlo en la cárcel por rebelión, siendo ese el motivo principal por el que el Estado Español pidió su detención en suelo alemán. Pendiente queda la causa de malversación de fondos, aunque tanto Montoro el propio Rajoy ha reconocido que ni un céntimo del FLA se desvió para el independentismo. Entonces ¿en qué quedamos?

Pero ese no es el problema, sino que pocos días después de la liberación de Puigdemont, el periodista Jiménez Losantos, víctima del terrorismo de Terra Lliiure, dice en la radio que “En Baleares hay como 200.000 alemanes de rehenes. En Baviera pueden empezar a estallar cervecerías“… y hoy ha habido un vehículo que ha arrollado a una treintena de personas y ha causado 2 muertes, aunque por el estado de algunos heridos cabe la posibilidad de que esa cifra aumente.

El conductor del vehículo, un hombre alemán de unos 48 años, se ha suicidado después de la masacre.

Llama la atención que dos amenazas que salen en antena en España, a las horas se sufre un atentado.

Parece que la policía alemana no descarta ninguna pista, incluyendo las palabras del periodista español, lo cual sería otro marrón para el Gobierno. ¿Lo entregaría a Alemania si se lo pidieran o se vengarían diciendo que no ven relación alguna entre “causa / efecto”? ¡¿Qui lo sa!?

Si se confirmase alguna relación entre estas palabras y el atentado en Alemania, ¿a alguien le podría extrañar que Cataluña quiera independizarse de un país donde sus dirigentes y sus secuaces del quinto poder puedan amenazar sin importar las consecuencias?

Y aunque no se puedan relacionar estas declaraciones de Losantos con lo acaecido en Alemania (y espero que no tengan relación alguna), recordemos que alguien de muy arriba, Margallo, (presuntamente) amenazó a Cataluña y en un mes tuvimos dos atentados con víctimas mortales.

No siempre el fin justifica los medios, y mucho menos  si estas se llevan vidas por delante.

Porque no olvidemos que quien hoy aplaude esas amenazas, cualquier día puede ser víctima involuntaria de esos medios a quienes poco le importan las consecuencias.

Salut!

Dejar una opinión