2018: A VER SI SE ACABA YA LA CORTINA DE HUMO

Pues nada, llegamos al fin de este 2017 con miles de noticias en las retinas, pero por desgracia hay una que ocupa demasiada memoria: lo ocurrido desde el 1 de octubre.

Lo ocurrido ese día ha llevado a Cataluña como la mejor cortina de humo que ha tenido el Gobierno presuntamente corrupto de España. Ha conseguido que la mayor parte de los españoles piensen más en Cataluña que en lo que el Gobierno les está robando de sus bolsillos.

Gracias a Cataluña, el paro parece quedar en otro plano menos importante que lo que ocurre en una tierra que muchos de quienes la critican no han visitado en su puta vida ni tienen intenciones de hacerlo.

Gracias a la actitud del Gobierno ante lo ocurrido el 1 de octubre, en el resto de España se mira a los catalanes con mala leche y hasta con odio en gran parte de los hogares españoles que se creen lo que les dicen en TVE, donde Cataluña ocupa gran parte del espacio informativo mientras los casos de corrupción del partido que gobierna España pasan casi desapercibidos.

Cataluña se ha convertido en el objetivo a batir en lugar del pueblo a entender.

Cataluña es desde el 1 de octubre “tierra hostil” en la que se ha aplicado un artículo 155 que nadie tiene claro cómo hacerlo, pero ante la duda se aplica con la máxima dureza posible. Censura, amenazas,… vamos, lo que creímos dejar atras hace unos 40 años (dia más o menos).

Los catalanes somos el elemento a insultar, a menospreciar por haber votado a favor de la independencia intentando vencer a los unionistas. Y eso a ojos extraños nos hace peores que lo que ocurre en el Gobierno.

Parece que gracias a la denuncia impuesta por la Generalitat, el Gobierno tiene que devolver el dinero del proyecto “Cástor” que ingresaba más de 1.000 MM de euros en los bolsillos de Florentino, pero en lugar de cumplir lo establecido por la justicia, el Gobierno no parece tener mucha intención de reclamar ese dinero que sale de nuestros bolsillos. Están demasiado ocupados exigiendo ¿9MM de €? presuntamente gastado por la Generalitat en el movimiento independentista.

De Cataluña se ha mentido más que hablado. Se ha dicho que aquí no se habla castellano, se ha dicho que se tiene uno que partir la cara para hablarlo, Y la gente se lo cree y hasta lo aplaude sin pensar. Porque quien se cree esas barbaridades, es que no piensa.

Esa misma gente no quiere ver más allá de sus narices. No le interesa ver la realidad.

No quieren ver que mientras España obliga a cumplir leyes presuntamente injustas, ese mismo gobierno no cumple las que la UE les impone por haberse saltado sus propias leyes en perjuicio del pueblo español.

Pero eso no importa. Lo importante es Cataluña, que no se vaya porque la estamos odiando.

Que se queden porque son unos putos polacos catalufos de mierda. Que sigan con nosotros porque no los soportamos.

Que permanezcan con España porque hablan un idioma que no nos gusta ni entendemos y que lo tenemos que erradicar atacando a un sistema educativo que está por encima de la media España.

Que no se independicen para poder seguir teniendo una cortina de humo que no nos deje ver la realidad de nuestro vecindario pero que podamos atacar a esos polacos catalufos que no conocemos.

Y hoy ha tocado a Cataluña, pero cuando todo esto se normalice, ¿a quién le tocará ser la cortina de humo si todavía gobierna un partido presuntamente corrupto?

Porque ya se ha visto que les cuesta poco inventarse lo que haga falta para desviar la atención, y cualquiera de quienes aplauden lo que están haciendo contra Cataluña pueden ser el próximo objetivo a batir en las redes sociales y la sociedad española en general si al Gobierno presuntamente corrupto les interesa.

Esperemos que este 2018 que estrenamos sea más tranquilo y que las cosas vuelvan a la normalidad.

Salut

Una respuesta

  1. T has oblidat dir que no ens independitzem perquè, com han dit avui alguns presidents autonòmics, els deixaríem sense diners a ells per poderse mantenir.

Dejar una opinión